Archivo de la etiqueta: contacto

Querida bloguera: te invito a un evento ¡en México!

organizar evento para bloggers

Esta semana vamos a reírnos por no llorar, porque aunque los bloggers tengamos a veces mucha fama de pedigüeños, de informales y de traicioneros, hay responsables de marketing on line y organizadores de eventos que son como para echarles de comer aparte. Los bloggers podremos ser muy ingratos (que los hay) y con la malsana afición de deshacernos de las notas de prensa sin haber abierto el mail, ni mucho menos el archivo adjunto con las 100 fotos del producto de turno en máxima resolución. Pero ellos, a veces también descuidan muchísimo su profesionalidad. En una de mis primeras colaboraciones en TUBYSCU, os hablé de cómo gestionar a la perfección un blogtrip, a fin de que los participantes invitados se sientan en la gloria y retornen del viaje hablando maravillas de vuestra marca por doquier. En un plano más cercano y menos difícil de gestionar, la organización de eventos en diferentes ciudades, generalmente en las de mayor población o en aquellas en las que la marca tiene sede física, también se ha puesto muy de moda. Hay bloggers y periodistas (porque ambas faunas se mezclan en este tipo de saraos) que realmente disfrutan teniendo el privilegio de acudir a descubrir en primicia la presentación de un nuevo producto, servicio o cualquier cosa que queramos hacerles llegar antes que al común de los mortales. Suelen ser citas distendidas, entretenidas, bien pensadas para picar un poco (aunque algunos quieran volverse cenados a casa), hacer mucha vida social, nuevos contactos y para reencontrarse con otros compañeros bloggers conocidos en eventos similares. Sin embargo, en casi 3 años como blogger, me he encontrado despropósitos de todo tipo a la hora de organizar este tipo de presentaciones. A saber.

1. Querida bloguera: te invito a un evento en México. Y no una vez, sino decenas de invitaciones para descubrir cereales de desayuno he recibido para pasar una tarde de merienda en el DF. Que no es por no ir, pero desde Barcelona el camino se me hace largo. No me quejo de que no me vayan a pagar el viaje ni la estancia (es que sería una locura) sino de que teniendo bien visible en mi blog y redes sociales mi ciudad de residencia, los encargados de establecer el contacto con los bloggers tengan tan poco cuidado a la hora de realizar una primera selección y de filtrar sus bases de datos.

2. Querida bloguera: tú corres con los gastos de desplazamiento. Esto ya es el sumum del despropósito. No sólo está fatal que invites a conocer una nueva colección de moda en una de las tiendas de la marca en Madrid, cuando el blogger vive en otra ciudad, sino que encima pedirle que se pague el viaje si le interesa estar de cuerpo presente… pues como que no. Un blogger puede tener mucha devoción por conocer en primicia las novedades de su sector, pero también suele tener un presupuesto nulo para ir haciendo viajes de acá para allá. Sobre todo si el blog es una afición y se ganan la vida con otro trabajo. La disponibilidad puede ser casi inexistente. Aunque incluso peor es que le digas que se organice el viaje para ir, y cuando te comunique el precio del desplazamiento, no tengas presupuesto para traerlo y le hayas hecho perder el tiempo organizándolo.

3. Querida bloguera: hemos elegido el peor horario del mundo. Seamos coherentes. Si vamos a invitar a bloggers y periodistas profesionales, tendrán un rango amplio para poder acudir a los eventos que organicemos, incluso aunque el horario pueda resultar un disparate, pero mejor en su horario laboral. A mí me han llegado a invitar a actividades relacionadas con la maternidad que comenzaban a media noche cuando mi hija sigue siendo un bebé lactante con el que colecho. La noche, para la mayoría de las madres, es una franja temporal ya desconocida. Igualmente, los viernes por la tarde o actividades de fin de semana, suelen ser acogidas con recelo porque invaden el tiempo libre de los bloggers. Aunque si nuestra intención es agrupar a bloggers profesionales con otros aficionados, no nos quedará más remedio que hacer malabarismos para mantenerlos a todos contentos.

4. Querida bloguera: este evento no es apto para niños. En otros sectores no se dará esta casuística, pero como me muevo en el ámbito de la maternidad, este es mi pan de cada día. Si organizas un acto en el que los niños no van a tener un lugar para ellos, hazlo durante el horario escolar y no justo a la hora de la salida del colegio, cuando sus padres no tienen forma humana de dejarlos a cargo de otras personas. Y en el sentido contrario, si el evento no está diseñado para niños, no jures y perjures que los pueden llevar, porque el desastre puede ser de magnitudes impresionantes. Desde niños desatendidos que generen un caos nunca visto, hasta la posibilidad de que sufran algún accidente mientras sus padres andan reunidos y confiando en que alguien los está vigilando. En ocasiones, por tal de facilitar la asistencia de los bloggers, se les permite traer a sus hijos y al final todo resulta un despropósito, porque ni los niños están a gusto ni los padres se enteran de la misa la media.

Como bloggers ¿os habéis visto alguna vez en estas situaciones al recibir invitaciones para eventos? Como marca o agencia de comunicación organizadora ¿soléis tener éxito en vuestras convocatorias?

La CM es tu amiga

El community no es tonto

No querida, el community manager no es tonto. Se lo hace, pero de tonto no tiene un pelo. Es más, te voy a explicar los 10 mandamientos a tener en cuenta para llevarte bien con ella (hay ellos, pero en esto de la comunicación y la interpelación con el cliente o usuario suele ser ella, así que decreto el uso del plural femenino genérico). Y te los voy a decir porque soy CM y a veces se me hincha lo que no tengo y porque como bien sabes es la puerta de entrada a esa posible colaboración con la marca, empresa o servicio. Todo será que vayas a parar con “la chica del Facebook” que es la nueva becaria que no se empana de nada pero que como está todo el día enchufada al Facebook en su móvil han deducido que pueden ahorrarse el sueldo de una persona formada para estos menesteres de la comunicación 2.0. O que caigas en brazos del “primo del jefe” que sabe mucho de “eso de Internet” (también por joven, o por freaky). Pero vamos, si caes con una CM medio normal esto es lo que deberías saber:

  1. La CM es una persona. No es un robot, no se conecta 24 horas al día (aunque lo parezca), y tiene sus altibajos. Como to’ quisqui.
  2. Tiene su corazoncito. Le gusta que le escribas de un modo cariñoso o cuanto menos cordial, que des los buenos días, que des margen para actuar, que otorgues el beneficio de la duda y no te muestres enfada a las primeras de cambio.
  3. Tiene un jefe o varios. No, a veces no puede darte una solución ipso facto por mucho que berrees. Dale tiempo, llévate bien, ella es tu voz en la empresa e intercederá por ti. Del mismo modo que es la voz de la empresa y te dirá lo que pueda.
  4. De vez en cuando descansa. No, es CM pero no está todo el día mirando Facebook, Twitter, Instagram, los comentarios del blog y todos los canales de la empresa. Puede que gestione varios. Que responda correos. Que atienda el teléfono. Que analice resultados y piense. Que tenga una reunión. Que escriba un post o dos. Que diseñe una imagen. Incluso puede que haga un café, una pausa “pipí” y hasta “popó”. Total, paciencia. Te responderá cuando pueda. No es necesario enviarle cinco mails, un inbox, un tuit, un comentario furioso y no sé cuantos chats furiosos. Keep Calm, my friend.
  5. Tiene un horario laboral “normal”. No desesperes si a las tres de la mañana no contesta. Incluso a partir de las cinco o seis de la tarde puede que haya ido a por sus hijos (oh sacrilegio) y hasta mañana no tengas nada en tu buzón. De nuevo calma.
  6. Tiene vacaciones. Puede que alguien asuma su trabajo, puede que no, puede que a medias. Da tiempo y disfruta de tu propio descanso.
  7. No es Dios omnipotente. Puede que no tenga solución o respuesta. Puede que la que tiene no te satisfaga. Acéptalo, es lo que hay.
  8. Odia las faltas de ortografía. Si escribes “ola, eztoy indicnada x komo azeis las kosas” lo más probable es que pase de ti o se ría a tus espaldas.
  9. No eres su único usuario. Si su comunidad es grande, tardará más en contestar. Su tiempo es limitado, así que puede usar respuestas tipo. Take it easy.
  10. Y no, la CM no es tonta aunque a veces se lo haga. No hagas trampas, no participes con varios perfiles en sorteos, no envíes la misma queja con varios perfiles casi idénticos… Algún día de equivocarás, escribirás con el mail o con el usuario que no es. Y entonces dependerá de cómo la pilles de “tonta”.
espera respuesta

espera respuesta

En definitiva, querida, la community manager es tu amiga. Si está en su mano, te ayudará. Pero por favor, por favor, no te enfades, no escribas fuera de hora, no la vuelvas loca con mil mensajes iguales. Te querrá hasta el infinito y más allá si la respetas.

conoce a la marca

Conoce a la marca, tu relación irá mejor

Querida Influencer: No te desvelo ningún secreto si te digo que las cosas con cariño son mejores. Y que lo que hace el cariño es el roce. O por lo menos un poco de conocerse antes. Es que el aquí te pillo, aquí te mato, es un poco fuerte, la verdad. Y en temas “laborales”, ya ni te cuento.

Hace poco Madresfera publicaba un excelente artículo donde las marcas opinaban sobre su relación con influencers. No deja de ser como un manual de la buena seducción de la marca.

Y si le sumas la claridad meridiana de Annabel en “Sólo por ser blogger, no te mereces un regalo” que tanta polémica generó en Twitter, entederás mejor de qué te hablo.

Sigue leyendo

Querida Bloguera - Annabel VB

Solo por ser Blogger, no te mereces un regalo

Sí, soy blogger. Sí, yo también he pedido y Sí, yo también me he muerto de envidia cuando he visto marcazas y marquitas regalando sus productos en instagrams ajenos. Las cosas claras.

Y ahora además de ser blogger me pongo a coser mis cositas, me abro mi tiendecita web y empiezo a enseñar mis productos, y mira tú, no dejan de llegarme ofertas…

Pero, lo primero que hay que tener claro: Por ser bloguera no te mereces un regalo. Eso va así.  Sigue leyendo

WALEWSKA soy bloggera no estupida

Soy bloguera, no estúpida: reblogueando a Walewska

Érase una vez el principio de este blog… Sí, hace poquito 😉 Y resulta que la gran Walewska se acercó a comentar en “3 errores de contacto con influencers”. Con su permiso reblogueamos su post, que aunque de hace ya un tiempo, sigue siendo de última actualidad. Y eso es lo que hace aún más importante refrescar la memoria de lo que en su día indignó a  la bloguera de “Mamis y bebés”, que a pesar del tiempo, y es de suponer, la experiencia, algunos de los errores cometidos, supongamos que por despiste o desconocimiento del medio blogueril, se siguen cometiendo.

Así que… #QueridaMarca… Parafraseando a Walwska…

¡Que menos que un “miénteme y dime que me quieres”!

Queridas marcas y queridas agencias que las representan: replantéense el modo en que se acercan a los blogueros. Podemos ser una gran ayuda para sus estrategias, siempre y cuando sepan tratarnos. Cuando tratan de utilizarnos de manera tan burda el efecto que logran es el contrario. Y si quieren llevarnos a la cama plantéense quien quieren ser.

Sigue leyendo