Archivo de la categoría: Youtubers

No usarás el hashtag en vano 

– Hombre, Celia! Tú por aquí!!!

– Ay sí – con cara avergonzada de circunstancias y mirada a la punta de los zapatos… – Es queeeee… La vida, el post diario en hayqueserpositivo.com (que es una temática más libre y menos pro que me inspira un poco más tras el trabajo continuo en comunicación), es que el blog de los mellizos también lo tengo pelín desatendido, es que el trabajo (infinito), es que…- 

– Bueno, bueno, excusas!!! Querer es poder, es cuestión de organizarse, tienes que priorizar, y bla y bla y blablablá…

– Glups, vaaaaaale… cosas que hago y nadie que quiera evolucionar con su blog o canal debería hacer: 

  1. Ser inconstante: dos post por semana por allá, el silencio absoluto por allí. MEEEEEC! 
  2. Desaparecer en las redes: mutis por el foro es para el teatro. Seguro que como mínimo hay post interesantes que compartir… Sí, la curación de contenidos también lleva tiempo. 
  3. No responder ni comentar: lo de tener comentarios moderados está muy bien… Siempre y cuando moderes… 
  4. Ser fiel a ti y a tu público: está feo eso de cambiar de temas o ritmos de publicación de pronto. 
  5. Disculparse… todo el rato. Pedir perdón por desaparecer está bien pero tampoco puede ser que estés todo el rato justificándote.

– Pero oye, esto no iba de hashtags? 

– Ay madre, es verdad!!! Yo pasaba por aquí después de tanto tiempo con un mensaje importante; No usarás los hashtags en vano!!! 

Que las almohadillas seguidas de esas palabras y tan majas sirven para que la gente localice publicaciones de su interés. Por eso: 

  • Poner un hashtag que no viene a cuento es como mentir. Tus seguidores pensarán “una y no más, Santo Tomás”. Si pones #sinfiltro, es que la foto es “sin filtro”, si hablas de #sexo, hablas de eso y no de la empanadilla de la tía Encarni. Que no nos engaaaaaaañeeeeennnnn. 
  • Cuánto más mejor… NOOOOOOOO!!! No seas pesao! 
  • Pa’ qué pones hashtags en ruso si no tienes ni idea de ruso… En cristiano, por favor (lo que sea cristiano para ti, que si escribes y hablas multiidiomas, puedes multihashtaguear.
  • Medida creativa: sí, #yotambiénonventohashtagsmoloneseinfinitosquenocabenentwitterninadierecuerda… Uno hace gracia, pero no hagas el post entero así que es difícil de leer. 

Y… Colorín, colorado, a ver si vuelvo pronto a vuestro lado 😉 

No usarás los hashtags en vano

No usarás los hashtags en vano

Influencer, protégete

Querido influencer, 

Después de mucho esfuerzo, de tiempo y hasta dinero invertido, tu blog o tu canal YouTube o tus perfiles están tomando forma. Tienes contactos, comentarios, comparticiones, una bonita comunidad y hasta haters. 

Has dado un paso más allá y has profesionalizado la web, con dominio propio, diseño, incluso un agencia que te representa. Perooooo… Has tomado las precauciones básicas para que no te roben, suplanten o chantajeen? Ojo… Protegete: 

  1. Tu dominio es tuyo: ten claves, DNS y toda la información a mano. 
  2. El hosting también… Y el acceso a la web… Todo tuyo! Mantén el control de tus datos y los accesos. 
  3. Si alguien tiene tis datos para gestionar por ti perfiles, publicidad o lo que sea, mejor si le das un acceso que no sea el tuyo y a ser posible con permisos restringidos. Si es suficiente con ser “moderador” o “autor”, porqué das permisos de administrador? 
  4. Cambia tus contraseñas regularmente. Sobre todo si dejas de trabajar con alguien que tenía accesos. Haz limpieza. 
  5. Revisa qué herramientas usas, descarta las que ya no utilices y revoca permisos. 
  6. Haz copias de seguridad. De todo. De la web, del código, las fotos, los post, los vídeos, el material en bruto… Ninca se sabe. 
  7. Recuerda, tu imagen eres tú y tú eres tu canal, que no te suplanten. Si alguien habla por ti, que las pautas estén muy claras: qué decir, en qué tono, qué no decir, vocabulario… 
  8. Cumple las normas de las redes con que trabajas, no vale la pena arriesgar tu esfuerzo por hacer las cosa mal (tener un perfil personal en vez de página en Facebook, por ejemplo). 
  9. Respeta y te respetarán. Hazte valer pero siempre con buenas formas. 
  10. Consejo final: toda precaución es poca. No te la juegues. 

Y tú qué precauciones sigues? 

Tengo una idea que me voy a forrar

Querido Dr. TUBYSCU: tengon una idea que me voy a forrar. Y no me da miedo decírtela porque la tengo ya muy avanzada y además nadie lo haría como yo. La cosa es que estoy en paro y lo que dan en la tele ya no me motiva. He pensado que como soy un nini de esos (aunque tenga 50 años, si he vuelto a vivir con mi madre soy nini, no?)… Total, que he pensado que ya si eso me hago youtuber. Que en una charla de marca personal me han dicho que lo mejor es hacer algo que te apasiona y que no te canse y divulgarlo a diestro y siniestro. Pues eso… Que voy a abrir un canal. Ya he leído por aquí que eso da mucha faena, grabarse, montar y todo eso. Pero yo creo que si me grabó en directo tendré mucho éxito, como Alaska y Mario que miran que hacen tonterías. Pues eso, que voy a abrirme un canal en estreaming de ese (que ya me he informado y eso es estar conectado en directo). Te preguntarás que hago tan y tan bien que sea tan apasionante: duermo, duermo unas siestas de escándalo y empalmo con la noche y entre medias veo la tele que leer no me gusta. Y mi madre aparece a veces y me dice que me muevo menos que un gato de escayola. Yo creo que daría juego la mujer, pero no quiere ser youtuber como yo y he pensado que mejor sale de fondo su voz como la madre del listillo ese de Big Bang Theory… Total, que yo quiero que me ayudes a crecer con algún consejillo para ultimar ya el tema, porque éxito será, eso seguro! 

Atentamente “duermetuber”. 

Querido Duermetuber, 

Yo es que flipo contigo! Qué parte de este blog no has entendido cuando explicamos que ser un buen youtuber influencer da mucho curro??

Que no te veo por la labor, oye. Es que verte en directo dormir, hombre, no lo veo… Quizá me he perdido algo: hablas en sueños y cuentas cosas truculentas? Cantas al ritmo de tus ventosidades nocturnas? Eres funansonambulista… Yo no te quiero desanimar pero para la marca personal no sé yo… Quizá si buscas trabajo para Flex… Ummmm, pruébalo, no parece que vayas a perder nada más que el tiempo y la paciencia de tu pobre madre. Y si sin hacer nada logras ser un influencer yo vengo y te doy un abrazo… Cosas más raras se han visto!!! 

#Respect

Confucio era un señor que decía unas cosas muy sensatas a pesar de que tenía un nombre feo y que me suena a “sucio”. A mí me encantan las citas, me encanta observar a la gente y las citas, me gustan mucho las citas.Y Confucio un día dijo “Respétate a tí mismo y otros te respetarán” . Y oye, yo lo he pensado mucho y creo que es verdad.

Y ¿por qué os explico esto? –que parece que no viene a cuento, pero ya os he dicho que me enrollo y me lío sola- Pues veréis, después de mi desafortunada experiencia con mi primera Influencer y mi pelo, yo le encontré algunas ventajas a engancharme a YouTube. Es un Sportlife, una disciplina fitness, sí, sí, como lo oís. Yo, tres veces en semana, me monto en mi bici estática y me pongo a ver vídeos en YouTube. ¡Mano de santo, oigan! Yo, que para el deporte, nunca he sido disciplinada así lo he conseguido. No me doy cuenta y Oh, Voilà! 20 minutos pedaleando.

9fb6f4a81a6a9397a7ea8e0ca2ffd0ad-2

by Emilio Casarotto

En mis viajes buscando contenido que me hiciera pedalear un día tropecé con Verdeliss, concretamente con un vídeo de su último bebé, Julen. Era muy chiquitín y comía verduritas crudas. He de confesar que soy súpermegafan de Julen. Es un niño con una mirada especial entre tímida-pícara QueMeLoComo. Julen, desde entonces, me acompaña en mis horas de fitness. En general me acompañan todos ellos, los niños de la familia me encantan, me gusta ver que parecen ser niños sanos, naturales y felices.

Confieso que este post lo escribo desde el respeto que siento por todos ellos. Admiro a esa mujer, Estefanía, que aún siendo menuda, tiene una gran fuerza, coraje y valentía. Para traer a este mundo de hoy, tan complicado, seis niños… Yo, va a ser que no. Envidio  (¿es envidia de la “buena” o de la “mala”?, en realidad no sé si la envidia puede tener 2 caras) el bullicio, la actividad y la alegría que se debe respirar en esa casa a pesar que sé que yo no podría y probablemente tampoco sabría llevarlo con su buen humor.

En su último embarazo (gemelar) la pareja decidió tener un “parto respetado” en varios vídeos explicaron sus razones y argumentos y aunque yo no conocía lo que era exactamente ese concepto su decisión me pareció muy respetable -me parece respetable eso y cualquier otra cosa que cualquier persona haga sin molestar o perjudicar a terceros-

Verdeliss finalmente parió en un Hospital (por diversos motivos que ahora es muy largo de contar) y subió la experiencia a YouTube.

Y ahí viene cuando yo entré en trance porque no entendía. Estefi grabó sus últimas horas y como las vivió, y creo recordar que había fragmentos mientras paría. A mí no me asusta ver a una mujer en bragas, a cuatro patas en el suelo sufriendo, ni tampoco en un quirófano pariendo. No, no es ese mi pudor. Aquí viene lo que no entiendo; me documenté para saber que demonios era eso del “parto respetado” y, en diferentes medios que he consultado indican que una de sus principales reivindicacione es “el respeto a la intimidad que supone traer un bebé al mundo”

¡Hola! Hellooo! ¡¿Mande?! 2.865.000 visualizaciones ¿es respeto a la intimidad?

Es eso lo que no entiendo, si Aritz y Estefi querían respeto a su intimidad y a la de sus bebés ¿Por qué suben el vídeo a YouTube? Y ya, puestos a preguntar, pregunto; ¿querrán esos niños, de mayores, ver que su vida es pública en Internet?

Palabra de influencer o publicidad encubierta? 

La cosa -de los Influencers- se pone seria. Parece que sí va a ser una profesión y que hay que regularla. En los EE.UU. ha empezado el debate sobre si lo que hacen youtubers, instagramers y bloggers es publicidad encubierta o no. Y parece que el diagnóstico es que sí… Eso querría decir que a partir de ahora toda publicación pagada que haga un influencer debería advertir que es publicidad y atenerse a la legislación sobre la misma. No hablemos ya de los impuestos. 

Una interesante noticia de La Vanguardia se preguntaba Se les ha acabado el chollo a las Blogueras? 

Que las blogueras cobran dinero para sacar productos en sus redes sociales y en sus blogs no es ninguna novedad. Ha llegado un momento en el que lo raro es que no pidan nada por ello. El problema está cuando este tipo de publicidad encubierta se compara con la que tienen que hacer habitualmente el resto de mortales. Según determina la ley, y que aplican en todos los ámbitos y si no se les sanciona, se debe indicar cuando se está haciendo publicidad, sino es como si fuera encubierta y, por lo tanto, se podría considerar delito por publicidad engañosa.

A mí, personalmente, me parece obvio pensar que lo que lucen y promocionan los grandes Influencers es publicidad. Ahora bien, es cierto que si no te advierten no sabes si todos los post son patrocinados y tampoco sabes si al ser patrocinados son menos sinceros. Con bloggers y demás fauna de influencia online pequeñas las cosa se desdibuja aún más porque es cierto que a veces, muchas incluso, critican positiva o negativamente productos que se han costeado. O los han recibido gratis, pero eso no ata la opinión sincera tanto como unos cuantos miles de euros o dólares o incluso un contrato recurrente. 

Luego está la cuestión del control: los Influencers suelen guardar celosamente su derecho a opinar libremente, su estilo y su libertad creativa. Las marcas que pagan post patrocinados pueden imponer cierta condiciones como un vínculo x, un código descuento, una puntualización importante. Pero las marcas no dictan su guión, eso es sacrilegio! 

Siguiendo la estela del último post de Adela, nuestra nueva colaboradora, y su trabajo sobre si ser Influencer es o no una profesión, la siguiente pregunta parece obvia. Así que el debate está servido: 

  1. -todo lo que dice un influencer es publicidad? 
  2. -cómo identificarlo? Como publi reportaje?  
  3. -cómo reaccionarán sus seguidores? Eran conscientes? 

Mi primera vez…

No recuerdo cuándo fue pero sí cómo y con quién. Viernes y volvía a casa del trabajo casi en estado de coma del cansancio. Autobús, autopista y caravana como escenario.

Processed with MOLDIV

Ese día no llevaba libro y, el personal, a mi alrededor, parecía aburrido como yo. Era gente normal, de esa que se abstrae mirando por la ventana y no hace nada especialmente interesante que observar. A mi me encanta observar a la gente.

Me estaba poniendo de un humor importante, opté por mirar el móvil y abrí YouTube. Nunca me había llamado demasiado la atención ni YouTube ni nada de lo que se cuece, cocina o se come allí, pero algo tenía que hacer para entretener al Alien que llevaba dentro.

Y de pronto, allí estaba ella, Isasaweis con ese nombre tan musical…, happy de la vida y “tan natural” –siempre que pronuncio su nombre me recuerda al grito inicial de la banda sonora del Rey León ♪♪♪Nants ingonyama bagithi Baba Sithi uhm ingonyama♪♪♪ En fin, vuelvo al tema que nos ocupa que hablo tanto que me lío y me pierdo.

¡Anda, pero si está grabando en su habitación!– eso fue lo que despertó mi curiosidad. Se estaba poniendo en el pelo una mascarilla de aguacate que había hecho ella misma. De fondo, la cama de matrimonio, sus mesitas de noche, sus lamparitas de pared, sus cojines, y su todo, toito, to, transmitiendo orden, equilibrio y naturalidad.

A partir de ese día seguí viendo sus vídeos a ratos muertos. Me entretenía, me relajaba la mente después de un día complicado. En realidad… ¡yo qué sé, qué sé yo! la razón por la que la seguía. Hasta que un día ¡Zasca! piqué. ¿Sabéis eso de lo que hablan todas las YouTubers que definen como #AnsiaViva? Pues de eso me enfermé. Presentó un producto comercial para el pelo de cuyo nombre acordarme no quiero. Eso era lo que yo NECESITABA. Esa era MI SOLUCIÓN. Era el ÚNICO producto en el mundo mundial que me iba a funcionar. Tenía que comprarlo pero ¡ya! Ese día busqué en Internet dónde comprarlo. Y, claro, lo encontré… ¡Donde Dios perdió la alpargata! –Murphy, que me quiere tanto- Ese día empleé mi hora de comer para ir a comprarlo.

Archivo 24-5-16 19 30 24

Ese día salí como una exhalación del trabajo para llegar a casa y lavarme el pelo. Ese día corrí tanto que no me pesó ni el trasero. Si Isasaweis lo decía tenía que funcionar. Alguien que es tan normal, como yo, que tengo mi cama de matrimonio, mis mesitas, mis lamparitas, cojines y todo, toito, to, ¿por qué me iba a engañar?

¡¡ERROR!!

Ese día, Oh, My God! ¡Mi pelo, qué desastre! ¡Isasaweis, me engañaste!

Y ese día también llegó, como no, modo flagerlarse on “Mira que eres ingenua. Más corta que el rabo una boina. Solo a ti se te ocurre. Que no se enteren mis karis que se parten el culo.” Pero creo que, de todo, lo que más dolió fue el sentimiento de decepción. ¿Os habéis sentido como yo en alguna ocasión? Si, sí, ya sé, ya sé, lo repiten constantemente -léase la siguiente frase con voz cuquirepelente- *“Es mi sincera opinión de como le ha funcionado este producto a mi pelo/piel. Cada pelo/piel es un mundo y a todas vosotras no os tiene porque ir bien.”*

Yo no estoy diciendo que Isasaweis mintiese, ni que lo que digan las YouTubers no sea cierto. Yo, como ellas, sólo estoy dando mi más sincera opinión de como se sintió mi pelo y como me sentí yo.

Siempre y para todo hay una primera vez.

 

 

El primer cumpleblog y el futuro de TUBYSCU

Hace un año que nació TUBYSCU en un período semivacacional como este (véase, niños con los abuelos y padres trabajando con las tardes libres). Nació con gran impulso y mucha ilusión, es lo habitual en los nuevo proyecto y este no fue una excepción. Este espacio de reflexión para todos y entre todos sobre las relaciones en dospuntocerolandia y sobre todo entre influencers y marcas y viceversa ha ido publicando durante este año y ahora es momento de tomarse una pausa, reflexionar y ver cómo continúa el proyecto, hacia donde evoluciona, si incorpora más temas o no, más colaboradores o no, temporales u ocasionales o fijos… Todas estas cuestiones están ahora sobre la mesa y no son baladíes. Es por eso que en este primer cumpleblog quiero hacer tres cosas:

Agradecer a todas las personas que desde el principio colaboraron con sus ideas, impulso y buenas energías en este blog.

Agradecer a los lectores que nos han acompañado desde el inicio en esta aventura. Tenéis la voz, si tenéis sugerencias soy toda oídos.

Recomendaros los 5 post más leídos durante este primer año como homenaje a nuestro primer cumpleblog.

  1. Entrevista a los YouTubers Olga y Antuán, que ahora mismo están cosechando éxitos (felicidades, chicos, buen trabajo)
  2. Laura Yanes, cuánto cobra un YouTuber
  3. Cuánto ha de cobrar un influencer: resultados de la encuesta
  4. Mamá, quiero ser YouTuber: por qué abrir un canal
  5. Sólo por ser blogger no te mereces un regalo

Y con este primer cumpleblog reflexivo os dejo, ¿y qué sean muchos más? 

Continuará…