Archivo de la etiqueta: relaciones con bloggers

Querida marca: ¿perdida en el entorno 2.0?

 

marca_2.0

Vaya por delante que yo soy periodista y no experta en marketing on line, ni SEO, ni CM, ni ninguna de estas siglas tan molonas que ahora se agencia todo el mundo porque sí, porque tiene un perfil en Facebook en el que comparte fotos con su familia. Pero sin ser experta, llevo unos años siendo autodidacta, aprendiendo por mí misma, leyendo a entendidos de verdad y sacando mis propias conclusiones. Y lo mejor: teniendo contacto con marcas de lo más variopinto, desde pequeñas artesanas que comienzan con ilusión una iniciativa y que no tienen presupuesto para destinar a las acciones promocionales en el entorno 2.0; otras que ni se plantean que los bloggers quieran cobrar o una contraprestación a cambio de su tiempo (sí, hay quien ve a los bloggers e influencers como las nuevas ONG’s del siglo XXI, que en vez de ayudar a los necesitados se encargan de promocionar a toda las empresas que llaman a su puerta); y las mega multinacionales, gigantescas, con decenas de miles de trabajadores, repartidos por todo el mundo y con un departamento de relaciones con bloggers que da una lastimita… En fin, querida marca, que desde mi minúscula posición en el entorno blogueril, hoy vengo a poner ante ti algunos de los errores más habituales que se pueden cometer al intentar meter cabeza en esto del mundo virtual. Y ojo, porque algunas malas praxis pueden afectarte a ti exclusivamente, no logrando triunfar en el entorno digital como hubieras imaginado, pero otras actitudes suelen hastiar a los bloggers cuando de realizar un negocio conjunto se trata. Sigue leyendo

Aparecer en un blog es publicidad

La llegada de las redes sociales y de Internet supuso un cambio bestial a las formas de hacer marketing. Cuando yo comencé en esto y la red estaba todavía en mantillas (es lo que tiene el viejunismo, que te acuerdas de cuando no todo el mundo tenía correo electrónico e Internet en el móvil) existían distintos canales para la realización de publicidad por parte de las empresas. Los más convencionales: prensa escrita, radio, televisión. Publicidad exterior, cartelería, mupis y este tipo de cosas. Eventos y patrocinios varios. Ese era el campo de juego donde todos más o menos nos movíamos.

Pero la llegada de internet comenzó a democratizarlo todo y mi sensación es de que a muchas empresas todavía les queda grande y siguen sin saber por dónde les da el aire.

Un blogger, un instagramer, un youtuber, o un influencer (vamos, el que tiene un blog, cuelga fotos en instagram, hace vídeos o que por lo que sea es influyente, dicho en cristiano) pueden influir (y de hecho lo hacen) en las compras de otros. Al final nos pasa a todos: cuando vamos a comprar alguna cosa solemos mirar las opiniones de otros previamente. Nos fiamos más de lo que nos dicen otras personas que la publicidad porque la suponemos mediatizada por la marca. Siempre pensamos que claro, lógicamente una marca no va a hablar mal de sí nunca, pero desde mi modesto punto de vista sí que tiene su interés porque nos muestra donde se quiere situar en nuestra mente, los valores que quiere transmitir y proporciona una información que para mí es útil. Sigue leyendo

La suerte de ser blogger #ConMuchoLove y #AmorDelBueno

Y es que parece que por ser Mamadedos y tener la lengua que tengo he de ironizar de todo y poner el punto en las “íes”… que si, que está muy bien y que realmente es como 3soy yo verdaderamente… Digo todo lo que pienso sea o no adecuado con mi #HeDichoDigoyDiré, pero hoy, lejos de criticar e ironizar quiero contarte algo… o casi mejor compartir algo contigo porque si realmente hay algo de lo que me siento orgullosa es de la gente que he tenido la GRAN SUERTE de conocer y conectar dentro de la blogosfera.

Conmucholove

Que sí, que sí…. que soy yo….que no te has equivocado; que yo tengo mi corazoncito también y que puedo escribir #ConMuchoLove y dejar a parir pero también sé hacerlo con #AmorDelBueno.

LA GRAN SUERTE porque me siento afortunada, porque no todo el mundo tiene está suerte y porque si, en el mundillo éste hay mucho reptil, mucha víbora, mucha subidita y mucha gente coñazo; pero ¿sabes? como yo los borro de un plumazo de mi vida 2.0, de mis pantallas, de mis perfiles y demás me quedo con todo lo otro, con lo bueno de ser Blogger (perspectiva después de 5 años casi 6 eh? no te vayas a pensar…). Sigue leyendo

Querido blogger: No quiero colaborar contigo

 

colaboración blogger marcaEn esto de las relaciones entre blogger y marcas en el mundo virtual, hay cuestiones que escaman a uno de los dos bandos cuando de hacer negocios se trata. Como blogger, reconozco que hasta hace muy poco tiempo no tuve la suficiente confianza en el potencial de mi blog, como para atreverme a dar el paso de ser yo quien contactase con empresas interesadas en mi sector para lograr algún tipo de acuerdo. Mi blog era un mero pasatiempo, una afición en la que daba rienda suelta a mi pasión por la escritura, a mis inquietudes personales en esta etapa de mi vida y sin ninguna pretensión más. Es cierto que cada día recibía más mails con propuestas para probar productos, acudir invitada a eventos, aceptar acuerdos promocionales o publicitarios, etc. Pero yo nunca moví un dedo para incrementar estos contactos. Simplemente me levantaba cada día, me dedicaba a la gestión de mis posts y mis redes sociales y me sentaba a esperar esos mails con propuestas de todo tipo a los que daba respuesta dependiendo del interés que me suscitasen. Cuando empiezas en esto del blogging no tienes ni idea de si el número de suscriptores que tienes es suficiente, si tus visitas y páginas vistas hacen bulto de verdad, ni si tu número de seguidores en redes sociales causan vergüenza ajena o asombro. Sólo sabes que escribes porque te gusta, de un tema que te apasiona y sin pensar acerca de si el contenido que generas es de calidad, sirve de ayuda a los demás o es sólo una vía de escape para vivir en paz contigo mismo, sin importarte lo que opine el resto de la humanidad.  Sigue leyendo

pago en especies

Querido blogger: Te pago en especie

Como está resultando que los bloggers somos un colectivo dado a la sublevación fácil (#ConMuchoLove), empezaré diciendo que cada uno en su blog haga lo que quiera y gestione la comunicación con las marcas como buenamente pueda. Pero si os interesa conocer algunas experiencias de otros compañeros que han tropezado en tremendos pedruscos antes que vosotros ¡TUBYSCU es vuestro sitio! Hace unas semanas os hablaba de como en mis inicios me vendí por una crema, o lo que en lenguaje más técnico viene a ser un pago en especie. Cobrar en especie es una práctica muy habitual en el mundo del blogging, y muy respetable siempre que el blogger, la marca (y Hacienda) estén de acuerdo y ambos salgan felices estableciendo esta forma de colaboración. Cuando aún has colaborado pocas veces, casi todo lo que te ofrecen las marcas de tu sector suele ser bien recibido. Eres blogger de una temática que te apasiona, y ya pruebas por ti mismo cantidad de cosas acerca de las que escribes después, con lo cual, si ahora puedes probarlas “gratis” (“sólo” a cambio de tu tiempo y del espacio que les cedes en tu blog) no ves más que ventajas en estos ofrecimientos. Yo también he pasado por esta fase, me he ahorrado cantidad de compras que necesitaba y me he permitido disfrutar de artefactos que de otra forma nunca hubiera conocido (que no está la economía para florituras y antojos). La marca feliz por dar a conocer su producto; mi blog feliz por tener contenido novedoso e interesante para mi público objetivo; yo feliz por tener la oportunidad de probar tantísimas cosas; y mi cuenta bancaria sin alterarse pero también feliz. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, empiezo a comprender a los bloggers que no aceptan el pago en especie como forma de financiar sus servicios.  Sigue leyendo

lo vamos a petar, con amor

¡¡¡Lo vamos a petar!!!! #ConMuchoLove

Y te abres un blog, sea por los motivos que sean, porque te apetece, porque no quieres acumular libretas con tus pensamientos, porque quieres 5 minutos de gloria, porque te ahorras visitas al psiquiatra, porque simplemente quieres que alguien te escuche o porque eres tan ingenua que crees que vas a ganar millones… por lo que sea, pero lo abres.

Pues eso, lo abres, diseñas, organizas y planificas de lo que vas a hablar y le das al enter….. no puedes evitarlo y cada hora miras cuánta gente lo ha leído, si dejan comentarios, si lo comparten…. #ConMuchoLove eh? pero te ha leído tu madre, tu padre, tu tía, tu marido y tres amigas…. es lo que hay, pero te emocionas igual (con el tiempo, siendo sensata y realista dejarás de hacerlo, de mirarlo porque de emocionarte te emocionas igual y si deja de emocionarte… cierralo.. consejo de vieja)

Y sigues trabajando en el blog, porque da un trabajo que te cagas un blog decente, diseños cuidados, textos cuidados, imágenes bonitas y te perfeccionas con el tiempo. Afianzas lectores, seguidores y te vas situando……pero no acabas de “petarlo”…..

-¿Qué hago mal?, te preguntas…

¿Porque a “Maripili” la leen mucho más que a ti?.…..  Sigue leyendo

Querida Bloguera - Annabel VB

Solo por ser Blogger, no te mereces un regalo

Sí, soy blogger. Sí, yo también he pedido y Sí, yo también me he muerto de envidia cuando he visto marcazas y marquitas regalando sus productos en instagrams ajenos. Las cosas claras.

Y ahora además de ser blogger me pongo a coser mis cositas, me abro mi tiendecita web y empiezo a enseñar mis productos, y mira tú, no dejan de llegarme ofertas…

Pero, lo primero que hay que tener claro: Por ser bloguera no te mereces un regalo. Eso va así.  Sigue leyendo