veranear o no veranear con tu blog

El influencer, ¿descansa en verano?

En verano, ¿descansamos o no descansamos? Esa la cuestión. Del blog, nos referimos. O del canal Youtube. Es que con estas calores no puede uno pensar con propiedad. Sin contar con las dobles y triples vidas, las vacaciones propias, los trabajos, las vacaciones escolares de los que tenemos niños correteando por la casa sin parar…

Hay quienes como Ciudadano 2.0 (un blog altamente recomendable para todos los que os interesan los temas de blogging) se toman un mes y medio sabático desde mediados de junio hasta septiembre. Aunque descansar, descansar, no es que descansen mucho vista la previsiones de reformas, limpiezas de post, revisiones de textos y reblogs que tienen planteada. En ¿Qué hacer con tu blog durante el verano? recomiendan: 

  1. Dejar los post programados (luego os cuento).
  2. Gestionar las redes sociales con un gestor
  3. Hacer mailings
  4. Aprovechar para hacer una copia de seguridad
  5. Tener un servicio que te avise si cae el servidor

Otras opciones que encontramos en un excelente post de ilusual son:

  1. Tener autores invitados
  2. Recopilar los mejores post
  3. Hacer limpieza: reorganizar, revisar el diseño, la plantilla, aprovechar para hacer migraciones de un sistema a otro, revisar enlaces rotos…
  4. Hacer post más sencillos, humanos,ligeros o directamente de curación de contenidos…
  5. O todo lo contrario, como Vilma Núñez que sigue con su frenético ritmo habitual ¡y sigue y sigue y sigue aumentando su tráfico! Incluso hay quién aprovecha para participar más en las bitácoras de sus compañeros.
  6. O simplemente avisar que vas a bajar el ritmo, agradecer a tu comunidad seguirte, dejar un post programado para julio y otro para agosto para que no se vea desierto y algún saludo en redes y… Disfrutar de tu merecido descanso.

Otros, incluso, que tienen más tiempo libre, deciden lanzarse al blogging en plena ola de calor para refrescarse las ideas. No es mala estrategia, la red anda más calmada y la gente leyendo en la playa, de pronto puedes hacerte un hueco. La cuestión es si después podrás mantener el ritmo cuando tu vida vuelva a la normalidad.

estar atento o programar

Estar atento o programar durante el verano, el debate está servido en @TUBYSCU

Los hay que para llenar el verano se dedican a hacer post en plan listas, como decíamos, ligerito, como si en verano no tuviéramos la cabeza para pensar mucho: 10 cosas para, 5 frases que, canciones favoritas, libros recomendados… O que hacen entrevistas y repost de cosillas que han ido encontrando durante el año y que por falta de tiempo o espacio no pusieron en su día (en verano, como también se hace en los diarios, se permite algo más de filosofía y reflexión, no hace falta estar al salto de la actualidad). La verdad es que a mi me parece un poco un contrasentido, porque justamente yo cuando tengo tiempo de leer un poco (sólo un poco) más y comentar algo más pausadamente, es justamente en vacaciones.

También existe el síndrome “se acaba el mundo”, o dicho de otro modo, voy a escribir como un poseso y grabar vídeos como si no hubiera mañana para luego programarlo o dejarlo listo para otro día. ¡Vivan hootsuite, karmacracy, buffer, tweetdeck, y las funciones de programación de las páginas de Facebook, tu Blogger o tu WordPress! Esto tiene un peligro, no obstante… ¿Vas a estar atento a los comentarios que te lleguen? ¿A si la programación es adecuada en caso de desastre nuclear? Bueno, nuclear quizá no importe mucho porque lo mismo nos pilla a todos la onda expansiva, pero no sería la primera vez que las cosas programadas no tienen mucho que ver con la actualidad o que incluso pueden sentar hasta mal en un momento dado (para evitarlo, si programas, recuerda apuntarlo en una agenda, de papel o en google calendar sincronizado con un If This Then That, pero controlado)… Menuda lista de herramientas en un rato, ¿eh?…

En fin, que estas nos encontramos… ¿Veranear, no veranear, del todo, un poco, a saltitos? Son cuestiones que todos deberíamos plantearnos… ¿Conclusión? De momento seguimos pensando, de verdad que con esta calor el cerebro anda medio derretido en la piscinita de los… Niñooooooooooooosssssss, noooooooo… ¡Os tengo que dejar! Si encontráis la fórmula, please, compartid 🙂

23 pensamientos en “El influencer, ¿descansa en verano?

  1. anitasuperstarr

    Yo casi que apuesto por unas medias vacaciones…pero como de influencer ná de ná pues voy a tomarme el veranoblogger como momento para hacer un buen lavado de cara al susodicho. Vivan los calores! y los colores 😉

    Me gusta

    Responder
    1. Celia Ramón Wyser Autor de la entrada

      Vivan!!! Dí que sí, que hay que descansar, si se puede… Que con niños ya se sabe que eso es relativo. Yo suelo necesitar vacaciones de mis vacaciones, pero como eso no es posible, me conformo con volver (agotada) a la rutina 🙂

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  2. Bea Mamadedos

    Pues como blogger de mierden que soy…… Este año pongo el cierre de actualizaciones el 20 de Julio. Dejo dos post programados de lo mas leído durante en año por aquello de que si alguien entra se encuentre algo pero vamos……. Nada nuevo.

    Aprovecho para prearar septiembre, etiquetar bien, responder
    Comentarios o simplemente vacacionear.

    Besitos

    Me gusta

    Responder
  3. La mama fa el que pot

    Yo agosto no creo que publique tampoco, estoy teniendo un Julio tremendo. Entre el trabajo y el calor están acabando con mis fuerzas.
    Sólo me queda la opción de que como a partir del 15 de Julio estoy sin niña tendré más tiempo para escribir y quizás me venga la inspiración y deje posts programados, porque tengo claro que los días que marche fuera lo haré sin portátil, así que de escribir nada.
    Y lo de leer más blogs en verano que tengo tiempo yo creo que lo hago menos. Tengo más ganas de aprovechar la playita, disfrutar de la familia, descansar y apartarme un poco del ordenador que parece que viva enganchada a él.

    Me gusta

    Responder
    1. Celia Ramón Wyser Autor de la entrada

      Un poco sí vivimos permanentemente enchufadas, Nuria! Así que dejar el ordenado atrás, y si pudiéramos también el teléfono, me parece ideal! Luego volverás con más ganas. Incluso cuando estés sin niña podrías hacer cura de internet! Ya nos contratas a la vuelta 🙂

      Me gusta

      Responder
  4. Ana

    Ays, pues yo todavía no lo tengo claro.

    Me gustaría aprovechar las vacaciones para darle una vuelta a la plantilla del blog, pero tampoco quiero dejar de sacar contenido, aunque quizá a menor ritmo…

    Pero eso sí, las RR.SS. no las voy a dejar, porque no cuesta nada ponerse un ratillo todos los días a ver lo que se cuece por Twitter, Facebook y demás…si yo lo hago, supongo que mucha gente lo hará.

    Gracias por el post, me va a hacer pensar muchísimo!

    Me gusta

    Responder
    1. Celia Ramón Wyser Autor de la entrada

      Gracias Ana, si te sirve para darle vueltas a algo, misión cumplida! La verdad es que las redes, con el movil, no cuesta. Lo difícil es no estar enganchada todo el día a la pantallita mientras luego pretendes que los peques jueguen a algo físico en vez de a la consola. Será cuestión de encontrar el equilibrio…

      Me gusta

      Responder
  5. David

    Hola, lo primero de todo, gracias por incluirme en tu artículo!

    Yo en verano lo que haré será aprovechar para reciclar artículos antiguos y pulirlos para mejorarlos. Además de revisar el diseño del blog, y automatizar algunas cosas los días que me voy con la familia de vacaiones, que son sagrados.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Celia Ramón Wyser Autor de la entrada

      De nada, David, gracias a ti por pasarte por TUBYSCU y por tu excelente post. La verdad es que la familia es lo primero, en mi opinión, y todo el mundo entiende que se baje el ritmo. Además, que con reciclar y revisar ya hay un rato de faena, no es que se quede abandonado. Felices vacaciones 🙂

      Me gusta

      Responder
  6. Cuestión de madres

    Nosotras optamos por disfrutar de la vida 1.0 y bajar el ritmo en el blog… aunque en las rrss es más fácil seguir presente y de ahí cogemos menos vacaciones… lo demás, vamos dejando que surja, tampoco somos influencers y no se va a notar mucho si nos vamos unos días o no..jejejeje

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Celia Ramón Wyser Autor de la entrada

      Claro que sí. Aunque la barrera entre la vida 1.0 y la 2.0 a veces es difusa, yo soy de las que piensan que si descuidas la primera difícilmente tendrás algo interesante que aportar en la segunda. De todos modos, quizá por eso no somos influencers, mira Vilma! Gracias por pasar 🙂

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  7. Segundos Pasos

    yo vivo en un veraneo continuo o en el día de la marmota… depende de como lo vea con el vaso medio lleno o medio vacío! en mi caso, voy a intentar hacer lo que pueda… y últimamente es poco!

    Me gusta

    Responder
    1. Celia Ramón Wyser Autor de la entrada

      No te fustigues. Si bien es cierto que se dice que es importante publicar a menudo para crear vínculo, también lo es, en mi opinión, que es mejor poco pero bien y bueno que mucho de cualquier manera. Mejor una vez a la semana (o cada quincena) un día fijo, que esta semana tres post en lunes, martes y miércoles, la siguiente nada, y luego uno en sábado. Al final somos animales de rutinas. Y si ya prevés que será complicado por x o z, por qué no decirlo? Compartir la duda, la solución, la propuesta… Lo hacen hasta las grandes como Isasaweis que cuando su embarazo, al final, anunció un parón en YouTube de meses y mantuvo el blog con pequeños post cotidianos en plan “estoy aquí todavía”. Seguro que encuentras el modo 🙂

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. Segundos Pasos

        gracias!!! la verdad es que me encuentro en un momento en el que estoy viendo como reforzar el contenido de mi blog por lo que tu dices, mejor poco y de calidad que mucho y que no llegue a nadie!!

        Me gusta

  8. Lucía T.R.

    Yo pienso desaparecer mínimo, mínimo 2 semanas completas. Vamos, que ya ando pensando en cambiar la portada del blog para que muestre un “ESTAMOS DE VACACIONES” enorme. Claro que luego no me pasaré el mes de agosto rascándome la barriga, porque tengo cantidad de ideas y a ver si aprovecho para ponerlas en marcha antes de que llegue septiembre. ¡Descansa también un poquito hermosa! Que te lo mereces.

    Me gusta

    Responder
  9. nosoyunadramamama

    Yo lo tengo claro, descanso!!!! Nos vamos de viaje y acabamos agosto con un bodón, así que para septiembre tendré muuuuchas cosas que contar!! pero reconozco que necesito parar, me estoy acostando a las mil porque con los tres peques, por el día apenas saco una o dos horas, y ya de viaje ni me planteo llevar el ordenador… qué va!! este proyecto me encanta pero no quiero acabar aborreciéndolo!

    Me gusta

    Responder
  10. Pingback: Los retos del 2016 para el marketing de influencia | Tengo un blog y sé cómo usarlo

  11. Pingback: De vacaciones… Que no me da la vida (bloggeril) | Tengo un blog y sé cómo usarlo – TUBYSCU

Si te ha gustado, ¡COMENTA! Me encantará saber más sobre lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s