Querida marca: ¿perdida en el entorno 2.0?

 

marca_2.0

Vaya por delante que yo soy periodista y no experta en marketing on line, ni SEO, ni CM, ni ninguna de estas siglas tan molonas que ahora se agencia todo el mundo porque sí, porque tiene un perfil en Facebook en el que comparte fotos con su familia. Pero sin ser experta, llevo unos años siendo autodidacta, aprendiendo por mí misma, leyendo a entendidos de verdad y sacando mis propias conclusiones. Y lo mejor: teniendo contacto con marcas de lo más variopinto, desde pequeñas artesanas que comienzan con ilusión una iniciativa y que no tienen presupuesto para destinar a las acciones promocionales en el entorno 2.0; otras que ni se plantean que los bloggers quieran cobrar o una contraprestación a cambio de su tiempo (sí, hay quien ve a los bloggers e influencers como las nuevas ONG’s del siglo XXI, que en vez de ayudar a los necesitados se encargan de promocionar a toda las empresas que llaman a su puerta); y las mega multinacionales, gigantescas, con decenas de miles de trabajadores, repartidos por todo el mundo y con un departamento de relaciones con bloggers que da una lastimita… En fin, querida marca, que desde mi minúscula posición en el entorno blogueril, hoy vengo a poner ante ti algunos de los errores más habituales que se pueden cometer al intentar meter cabeza en esto del mundo virtual. Y ojo, porque algunas malas praxis pueden afectarte a ti exclusivamente, no logrando triunfar en el entorno digital como hubieras imaginado, pero otras actitudes suelen hastiar a los bloggers cuando de realizar un negocio conjunto se trata.

1. Marcas mal gestionadas por su propio personal. Si una marca encarga la gestión de sus redes sociales, de su blog y responsabiliza a alguien de su personal del contacto con los bloggers, ojo, porque la confianza que se deposita sobre esa persona es tremenda. Conocer el sector, los blogs de referencia y dirigirse a ellos de forma personalizada es mucho trabajo. Si se quiere hacer bien. Si lo que se desea es aparentar tener una gran actividad en el mundo 2.0 e ir a salto de mata, con confiar en la prima del pueblo que tiene perfil en Facebook iréis servidos. Pero o resulta que la prima era un diamante en bruto en estos terrenos, o acabaréis metiendo la pata hasta el corvejón. Y crearse una mala imagen entre los influencers del sector puede saliros muy caro a la larga.

2. Marcas mal gestionadas por agencias de comunicación externas. Esto ya es el colmo, puesto que la empresa decide tomarse el trabajo en serio, subcontrata los servicios de una agencia especializada en marketing on line y son estos los que la arrastran al abismo. Con mi experiencia como blogger he tenido pésimas experiencias con agencias de comunicación que han retrasado un pago durante meses, con la excusa de estar escasos de personal por ser las vacaciones de navidad (para pagar un post escrito en octubre cuyo importe no llegó hasta finales de febrero ¡las vacaciones de navidad más largas y más a destiempo de la historia empresarial!). Finalmente, las quejas de varios bloggers en la misma situación acabaron llegando directamente a la propia empresa, que no tenía culpa en semejante descalabro. Por lo que yo recomendaría estar siempre pendientes de cómo nos “venden” las agencias si no queremos que nuestra marca caiga en el desprestigio.

3. Marcas sin presencia en las redes sociales. Una opción muy digna y respetable, aunque a nuestros ojos parezca cuanto menos llamativa en los tiempos que corren. Si cada vez compramos más a través de internet, se nos antojan los productos y marcas vistas en las redes sociales ¿por qué una empresa no querría tener un hueco en ese pastel promocional? Pues por falta de presupuesto (mejor quedarse al margen de las nuevas tecnologías antes que confiar en la prima del pueblo y hacerlo mal) o por falta de un conocimiento real del mercado: creen que internet es una modernidad pasajera, que a saber cómo funciona y a la que no quieren dedicar esfuerzos, y mucho menos tiempo o dinero.

4. Marcas que saben que hay que tener relación con bloggers ¿pero cómo? Estas criaturas quieren hacerlo lo mejor posible, desean que bloggers del sector les tengan en cuenta, que hablen de sus novedades, que prueben y recomienden sus productos, que se dejen ver con su mercancía. Pero comenten un error garrafal al contactar con un blog y es no pararse a pensar cuál es el más importante dentro de su sector, o cuál tiene un perfil de seguidores más acorde con los ideales de su empresa, o cuál es el que tiene más actividad en redes sociales, o el que organiza mejores sorteos, o el que tiene un contenido de mayor calidad, o el que tiene una comunidad más fiel, o el estilo más personal y creíble, o el más longevo, o el que tiene mayores perspectivas de futuro y de mantenerse on line durante un tiempo indefinido, o el del blogger más guapo y con mejor estilo. ¡A saber! Cada marca puede valorar positivamente los aspectos más peregrinos a la hora de querer establecer un acuerdo con bloggers. Aunque haya parámetros objetivos para saber si un blog merece o no la inversión en él, no todos podrán ofrecernos lo mismo. Habrá blogs monstruosamente grandes que se limiten a reproducir notas de prensa de forma impersonal, y otros más modestos que traten tu producto con cariño y lo traten como si fuera propio. Lo que sí hay que tener claro es que un solo blog no va a poder ofrecértelo todo. Los milagros tampoco existen en el mundo 2.0, por eso hay que saber seleccionar con quién nos gustaría trabajar, valorar su trabajo y siempre pagar por él. Ya veremos si en especie o de qué forma, pero los bloggers no trabajan gratis para las marcas.

5. Marcas que no saben qué esperar de una colaboración con un blog. Esta también es la madre del cordero. Cuando una marca contacta con un blogger puede querer dar a conocer su producto, ofreciéndole que lo pruebe en primera persona. O simplemente que lo publicite en su blog, aunque no lo haya utilizado nunca. O que lo sortee entre sus seguidores, para que más personas se interesen al instante por él. O lograr posicionar su marca o ciertas palabras clave en buscadores. O conseguir un número mayor de seguidores en sus redes sociales. O suscripciones a su newsletter. Cada marca sabrá cuál es su estrategia y cuáles de estos puntos son los que quiere potenciar al colaborar con un blog. Pero como en el caso anterior, difícilmente encontrará un único espacio que reúna todas estas características, por lo que es habitual que se seleccionen un cuantos del sector que nos interese para abarcar al mayor espectro posible de nuestro target.

Queridas marcas, no se lo tomen a mal. La fama cuesta, y en el mundo 2.0 también tiene un precio. Un precio que hay que pagar en dinero, en tiempo o de cualquier forma insospechada, pero si están acostumbradas a pagar por la publicidad en los medios de comunicación habituales ¿qué les ha hecho imaginarse que la promoción en internet podría salirles gratis? Y eso que en España estamos a año luz de las cifras que cobran los influencers en otros países, pero espabilen ustedes, que en cuanto los bloggers comiencen a despertar las negociaciones van a volverse muy tensas.

18 pensamientos en “Querida marca: ¿perdida en el entorno 2.0?

  1. nosoyunadramamama

    Jolin, justo esta semana me ha pasado por primera vez lo de tener q llamar a una agencia porque no me pagaban un post patrocinado. Y mira q estoy en contqcto directo con la marca porque la uso siempre y han colaborado en sorteos pero no quise implicarles a no ser q la cosa se pusiera fea y al final, me han pagado. Pero esto no es serio.

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Bueno, a veces puede haber un despiste, pero es que sé de casos (y he vivido alguno) de lo más sangrante. Desde luego, molestar a la marca, si encima te gusta y esperas poder colaborar en el futuro, es lo peor que se puede hacer. Pero cuando pasan los meses sin respuesta y ante la impotencia de haber sido estafado… ¡ay, ya no atendemos a razones!

      Me gusta

      Responder
  2. Bea Mamadedos

    Si es que lo peor que puede haber y pasarte en este mundo es quedarte perdida como Heidi en las montañas……. pero muchas se hacen las perdidas eh?????

    Besos

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Eso es algo que siempre dudo ¿realmente no saben de qué va esto del 2.0 o lo fingen para lograr colaboraciones a precio de saldo? A algunas se las ve venir, pero otras parecen tan inocentes…

      Me gusta

      Responder
  3. Cuestión de madres

    A nosotras nos siguen considerando una ONG y piensan que vamos a estar publicando notas de prensa a todas horas por amor al arte y bueno… o es algo que lo consideramos la mar de importante o sólo ayudamos gratuitamente a las artesanas que están empezando que se merecen un empujoncito 😉

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      La nota de prensa ¡ese elemento tan mal utilizado con los bloggers! Cada blogger debe decidir qué cosas quiere hacer gratuitamente por el interés de su comunidad, o por el suyo propio, pero es que algunos recibimos infinidad de notas de prensa ¡imposible publicarlas todas! Y menos sin una contrapartida por nuestro tiempo.

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. Cuestión de madres

        Nuestro correo está bombardeado de esas notas de prensa pero con la coletilla final de si nos parece interesante el producto o servicio que lo publiquemos y demos difusión.. así sin más, como si no pasara nada. Cualquier día les contesto

        Me gusta

  4. Una mamá muy feliz

    Precisamente ayer contesté uno de esos email de notas de prensa que hace siglos que recibo…simplemente les pregunte que qué pretendían que hiciera con toda esa información. ..es q de verdad no lo entiendo! Me contestarán? Me seguirán enviando la nota de prensa? Me propondrán algo más?

    Y ahora os pregunto, que se hace de verdad con esto?

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Si tienes suerte y te contestan, puede que sólo te digan que lo hacen porque creen que es información de interés para tus lectores, y que si te molesta te darán de baja de su base de datos. Yo sigo respondiendo a muchas de esas propuestas, y les adjunto a veces las tarifas del blog (dependiendo de la mala leche con la que me pille en ese momento). Otras veces sí me interesa para mencionarlo al menos en redes sociales. Cada uno debe valorar qué es lo que acepta.

      Me gusta

      Responder
  5. mamapuede

    Yo las notas de prensa ni las leo pero es verdad que alguna vez digo si tengo tiempo les pregunto que quieren exactamente, pero vamos que nunca encuentro el momento.

    Yo hasta ahora no he tenido problema con mis colaboraciones pero también es cierto que son muchas menos y además no suelen ser remuneradas

    Me gusta

    Responder
      1. Lucía T.R. Autor de la entrada

        Es que si recibes muchas, sólo dedicarles un minuto para detectar si el contenido es de interés o no ya te hará perder mucho tiempo. Yo he hecho la prueba de preguntar qué pretenden al enviarla, y siempre se ha hecho el silencio al otro lado del correo, o han contestado airados porque no he sabido valorar el interés que tenían para mis lectores. ¡Ay!

        Me gusta

  6. Segundos Pasos

    pufff yo en esto ando un poco verde pero vaya tela lo que hay por ahí… flipo! a mí me escribieron para escribir en una revista, les escribo un post super currado y me dicen que quieren leer más. les doy la dirección de mi blog y me dicen que no es el estilo que buscan. Pero me quedé con la mosca así que les envié otro articulo muy chapucero desde la dirección de mi marido y me cogieron!!! pero espera, les pregunto que cuanto pagan y me dicen que nada!

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Lo de colaborar gratuitamente está muy de moda. Ojo, que no siempre es una pérdida de tiempo, porque si lo haces en una publicación de tu ámbito, con mucha más visibilidad que tu propio blog, puede ser una inversión muy rentable. El problema surge cuando se piden colaboraciones para espacios que no son de nuestra temática, o con poco alcance. Si no vamos a lograr ni si quiera que se nos vea un poco más, o colaboramos por gusto o mejor decimos un no a tiempo.

      Le gusta a 1 persona

      Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Jajaja! Es una expresión que usa mucho mi madre, y se me ha pegado. A veces los seguidores no lo son todo (muchas veces). Hay ciertas cuestiones de calidad y estilo que pueden atraer poderosamente a las marcas.

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. motherofthelamb

        Yo también la uso mucho…así nació mi nombre en Twitter xD Eso me gusta, Lucía. Calidad y estilo. Si yo fuera una Marca, me fijaría mucho en esas cualidades de los blogs a la hora de contactarles.

        Me gusta

  7. anitasuperstarr

    Menudo numerito montan algunas marcas. Infelizmente muchas de 2.0 tienen el cero, pero a la izquierda, como diría mi abuela.
    Yo no soy nadie en este mundo (aún ;)) pero veo cada cosa…y esas marcas que contratan a su prima la del pueblo para hacerles las RRSS son mis favoritas. Si no tienen objetivos ni estrategia, ¿Cómo van a saber tratar a las bloggers?
    En fin, mucha pandereta y poco sentido común…

    Me gusta

    Responder

Si te ha gustado, ¡COMENTA! Me encantará saber más sobre lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s