bloggers vendidas por cremas

Yo, blogger, me vendí por una crema

La creación de “Tengo un blog y sé cómo usarlo” ha venido a llenar un vacío existencial en mi vida como mamá blogger. Hace más de 2 años que regento un blog de maternidad de éxito. Esto lo dicen las estadísticas y los entendidos en SEO, marketing on line y demás zarandajas, porque yo sigo viviendo para escribir, que es lo que me gusta. Hoy no vengo a hablar de mis blogs (tengo otro de viajes familiares), ni de mi libro del embarazo, ni de nada relativo a ellos, sino que de forma paralela pero totalmente diferenciada, quiero colaborar en este espacio para dar mi visión personal, como periodista y como blogger, acerca de la relación entre bloggers-influencers-gente-que-se-lo-cree-pero-no-lo-es y nuestras queridas/odiadas marcas. Para situaros un poco os diré que yo abrí un blog personal cuando buscaba quedarme embarazada, sin ningún tipo de pretensiones, ni ninguna idea acerca del posicionamiento en buscadores, ni de las relaciones entre bloggers ni marcas, y sin saber que se convertiría en una golosina para el sector infantil, de puericultura y demás trastos para bebés y mamás. Actualmente, vivo feliz y encantada de cómo ha evolucionado mi proyecto blogueril, hasta el punto de haberlo podido monetizar y conseguir ingresos reales para alimentar a mi familia. Pero en estos dos años he vivido historias para mear y no echar gota por parte de ambos bandos. Bloggers locas por lograr aunque sea un chupete gratis y que acosan a las marcas a través de todos los medios virtuales disponibles, y marcas carroñeras que tratan de hincar el diente en la visibilidad de algunos blogs cuyos autores no son conscientes de su potencial.

Bloggers inexpertos y marcas al acecho

¡Ay, la primera vez! Marcas que te lisonjean, bloggers que se dejan convencer…

Como la brevedad no es mi fuerte, y estos dos años me han dado para cientos (y no exagero) de historias de locura, empezaré por el principio. Por ese gran momento en el que una blogger humilde (la que era yo entonces y trato de seguir siendo ahora) recibe un mail de la primera marca que se interesa por su espacio a las pocas semanas de tener su primer blog on line. Como en tantas otras facetas de la vida, estas primeras veces ¡se viven con un entusiasmo!…

1. ¿Qué esperar al tener un blog? Cuando cogí una plantilla gratuita al azar y pensé un nombre medianamente acorde con la temática acerca de la que quería escribir, yo estaba deseosa de tener respuestas de la gente, de que alguien leyese mis opiniones, me dejase un comentario y me aconsejaran sobre mi futura maternidad a través de mi propio blog. Y con eso era felicísima en mi anonimato casero. Pero un día llega esa primera oportunidad. Alguien quiere “regalarte” algo, para que lo pruebes, para que opines en tu blog, para que lo cuentes en las redes sociales. Tú lo vives así, como un regalo que no implica nada más. No eres importante. No tienes muchos seguidores. No crees que vayas a influir en las compras de nadie. Te vuelves loco de contento y cedes un post de 1.000 palabras en agradecimiento a esa marca que ha tenido tamaño detallazo contigo. Es de bien nacido ser agradecido. Eso te lo enseñó muy bien tu madre. Eres feliz con este golpe de suerte y no aspiras a nada más que a presumir entre tus conocidos de la vida real.

2. ¿Por qué se fijan las marcas en ti? Las marcas no regalan nada a cambio de nada. Si empiezas siendo un blogger inocente y de repente tu buzon de email recibe algunas propuestas en las que te ofrecen cremas, chupetes, o lo que sea que tenga poco valor en el sector en el que te mueves, puedes empezar a pensar dos cosas: que hay responsables de marketing que andan más perdidos que tú y creen que cualquier blog es útil para promocionar una marca (que los hay, os lo aseguro); o que de verdad, incluso sin haberlo querido, has estado haciendo las cosas bien, has sido constante, has creado una comunidad mona en torno a tu blog, con resonancia en las redes sociales y las marcas lo saben y quieren sacar tajada de tu potencial.

3. Los regalos y la credibilidad. En cuanto te vendes por la primera crema comienza una batalla diaria por mantener tu credibilidad. Tendrás muchos lectores que amenazarán con abandonarte porque has traicionado la confianza que depositaron en ti. Por alguna causa curiosa, la gente cree que un producto es bueno si lo recomiendas tras haberlo pagado con tu dinero. Pero si lo has probado “gratis” (porque aunque pagues por él con tu trabajo como blogger, la mayoría de la gente no entenderá que no ha sido un regalo sino un pago por tu tiempo y tu dedicación a trabajar junto a una marca) y te ha requeteencatado, muchos te tacharán de bicho rastrero y materialista que ha vendido sus opiniones y encima a bajo coste. Si una parte considerable de tus seguidores son bloggers de menor calado que tú, échate a temblar porque encontrarás a más de uno que se pase al lado oscuro y de la noche a la mañana dejen de ser tus fans y compañeros blogueriles incondicionales para convertirse en una pesadilla de troll o ciber ladilla.

Desde mi humilde opinión, cada uno es dueño de hacer con su blog lo que quiera. Si empezáis con una iniciativa íntima y personal y acabáis siendo los reyes de vuestro sector ¡felicidades por el éxito! Si empezáis con un proyecto pequeño y libre de aspiraciones económicas, y os mantenéis así disfrutando de vuestro espacio de por vida ¡felicidades por el éxito! Si empezáis con un blog pequeño y envidiáis de mala manera los progresos de los demás ¡os doy el pésame! El gancho principal del blogging es transmitir entusiasmo, conocimientos, experiencias y emociones. Si perdéis esto de vista aburriréis a los lectores con pretensiones que pueden no llevaros a donde queréis. Y las marcas huirán de vosotros. No hay nada más penoso que criticar a quien se vende por una crema y desear al mismo tiempo que te llegue la oportunidad de venderte tú por lo mismo (o por otra de marca blanca y a mitad de precio).

43 pensamientos en “Yo, blogger, me vendí por una crema

  1. Celia Ramón Wyser

    ¡Bravo Lucía! Genial primera colaboración, con tu sinceridad y claridad habituales. Y es que detrás de cada colaboración hay un mundo. Muchas gracias por inaugurar las colaboraciones y por aportar tu experiencia. Cada día estoy más convencida que hacía falta un espacio para hablar de todos estos temas que nos preocupan a influencers, marcas y principiantes en dospuntocerolandia. Próxima parada: las relaciones dentro de la blogsfera 😉

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Claro que estábamos necesitados de TUBYSCU! Pero todos, bloggers y marcas. Los bloggers e influencers pueden encontrarse desorientados cuando empieza, pero hay marcas que no tienen nada claro cómo tratarlos. Entramos todos en el mismo saco, no importa la antigüedad, ni la autoridad o el prestigio, y esto sienta francamente mal. ¡Uy! Las relaciones dentro de la blogosfera ¡de eso también tengo mucho que contar! Pero seguro que alguien más nos sorprende con sus experiencias.

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  2. Cuestión de madres

    Totalmente de acuerdo Lucía… no lo podría haber expresado mejor y.. que conste que soy de las que te tiene muuuuuuuuuuuuuucha envidia y por eso te doy por el cul… todo lo que quiero..jejejeje… es broma y tú lo sabes… un besazo

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Es que los inicios son muy duros, vamos muy perdidas y las marcas andan al acecho. Pero vosotras ya tenéis un recorrido aún más largo que el mío, por lo que seguro que ya no os pasarán estas cosas ¿no? La envidia, si es sana, no es nada malo ¡nos ayuda a superarnos!

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. Lucía T.R. Autor de la entrada

        Las notas de prensa me parecen un invento ideal para mantenernos al día de las novedades en nuestro sector. Pero de ahí a publicarlas todas porque sí va un trecho.

        Le gusta a 1 persona

  3. nosoyunadramamama

    Buuuf, menos mal q mis inicios fueron con negocios locales o pequeños y directamente hacia sorteos para las lectoras.. Yo ahora lo he dejado claro: si pruebo un producto, como mucho hago una mención salvo q me haya vuelto loca de la emoción con el descubrimiento ( justo mañana hablaré de un artilugio q tiene a Rafa enganchado). He rechazado ofertas de empresas q son competencia xq creo q hay q ser honestos, y xq no ne gusta bombadear a las lectoras con marcas. Pero obviamente, cada uno hace con su blog lo q quiere y es respetable, si la gente nos lee será x algo!

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Es que en mi caso los negocios locales y pequeños no tienen mucha salida, porque me visitan de todas partes de España y a no ser que vendan on line, poco negocio podrían hacer apareciendo en mi blog. Tú también te has acabado espabilando, como todos, a base de irte encontrando delante de alguna que otra situación raruna. El tema de trabajar con diferentes marcas a mí no me parece un problema Son competencia entre ellas pero los lectores tienen el derecho de conocer y la capacidad de decidir entre las que más les gusten. Como dices, si la gente nos lee será porque la forma que tenemos de gestionar el blog no es tan mala.

      Me gusta

      Responder
  4. Cristina Prieto

    Me parto. En mi caso soy muy radical, si escribo de algo es porque realmente me encanta, si no me encanta… no escribo. Efectivamente es por no quedar mal, porque como yo no tengo control ni medida, si no me gusta algo puedo destriparlo sin piedad, así que… si al hablar no has de agradar es mejor callar…. XD
    Muakssss

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Jajaja! Olé esa blogger radical. Y me requetechifla ese refrán. Yo también he optado por no hablar en mi blog de las cosas que no me gustan. Oye, que no han sido muchas, pero algunos dinerillos he tenido que rechazar porque aquello era un trasto del demonio, más feo que pegarle a un padre. Pero hay gente que se gana a vida con él, y no he venido yo a este mundo a hundir empresas. Y menos ahora ¡con la crisis que hay en España!

      Me gusta

      Responder
  5. matronaonline

    Ayyy! me encanta este post!!! soy consciente de que he dejado de ganar dinero por rechazar publicidad de productos que no me van… prefiero no pensar en cuánta cantidad!!! Me gusta la opción de que me regalen cosas y poder opinar de ellas libremente en el blog, como por ejemplo me pasó con las copas menstruales http://matronaonline.net/copas-menstruales-cual-elegir/ creo que si una marca sabe que escribo buenas cosas de lo que realmente considero bueno… es consciente de que la gente sabe que si lo recomiendo, es porque lo vale. Me sirve para fidelizar lectoras y me sirve para filtrar malos productos, si me gusta, voy a hablar bien, si no me gusta… bueno, ante un regalo mal no voy a hablar, pero tampoco lo voy a mencionar.
    Ayer mismo me ofrecieron una muy buena publicidad de un conocido producto que me parece pésimo, que en consulta no sólo veo que no funciona, sino que es contraproducente su uso. Iba a ser bastante dinero, pero dije que no. ¿Cómo voy a publicitar un producto en el blog que desaconsejo en consulta? dinero a corto plazo, sí, pero si pierdo credibilidad, son pérdidas a largo plazo, tanto en la vida real como en la virtual.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Es que tu sector es muy delicado. Si yo, a menos escala no hablo en el blog de productos puntuales que sin llegar a ser dañinos no me han convencido como usuaria por algún motivo, cuanto más tú que tratas de temas de salud. Es lo mejor que puedes hacer, no pensar en cifras y seguir siendo tan profesional como hasta ahora. Conozco ya a varias personas que sin rentabilizar económicamente el trabajo en un blog sí que les ha supuesto una puerta de entrada a una mejora profesional o a un cambio en su rumbo laboral. No es dinero instantáneo pero puede darte muchas más satisfacciones a largo plazo.

      Yo no sabía que el blog pudiera generar ingresos cuando comencé, y me doy cuenta de que es una carrea de fondo, con muchos escollos, que levanta mucha envidias e incomprensiones y que muchísima gente no tiene la paciencia o el tiempo suficiente para poder atender sus blogs y lograr de ellos lo que esperaban. Si es de tipo personal y sin pretensiones, no se plantearán estos problemas, pero ¡ay de aquellos que quieren escoger un dominio y sentarse a ver las ofertas llover! Sé que a mucha gente no le gustará ser consciente de esto pero ¡ser blogger es muy duro! Y conseguir un céntimo escribiendo aún más.

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  6. Padres Frikis

    Ayy, de estos temas puedo hablar bastante, porque resulta que estoy de lleno en ambos “bandos”. Tengo un blog personal (el que uso ahora para comentar esto), y trabajo para una empresa donde, entre otras cosas, colaboro con bloggeros. Veo que se habla con algo de tirria de que las marcas somos carroñeros. Yo no lo veo así. Yo me limito a enviar muestras gratis de mi empresa a cambio de reviews, sí. Pero no voy intentando engañar a nadie. Es una simple propuesta. Si no te apetece, o no te gusta el producto que te puedo enviar, me dices que no, y tan felices todos. Igual que he hecho yo: rechazar colaboraciones porque no me interesa lo que me ofrecían. Si hablase de bloggers hay buena tela que cortar también. De hecho quiero escribir un post sobre blogs de concursos, con sus extras y sus follones con participantes que se quejan y tal. Da para un post largo…

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Yo conozco tu caso de primera mano! En TUBYSCU nos interesan mucho casos como el tuyo, que vives el blogging en los dos bandos. En el post de hoy he querido dejar patente mi experiencia más de blogger con algunas marcas que realmente llegan a acuerdo de risa con bloggers inexpertos. El problema está en que cada uno pondrá un precio a su trabajo. Ojo, que el precio puede quedar saldado con el producto que envías, o con dinero o con lo que ambas partes acuerden, pero las marcas deben ser conscientes de que hay niveles y niveles en la blogosfera. Me refiero a que igual que yo me vendí por una crema en su momento y me creía la reían del mambo y la más orgullosa del mundo porque una marca se hubiera fijado en mí, otra blogger superior en aquella época hubiera cogido esa misma propuesta y la hubiera tirado a la papelera sin mirarla.

      Puede que en ocasiones no sea esa mala fe de que las bloggers trabajen gratis, sino el desconocimiento también por parte de los responsables de marketing on line delas empresas, que no saben a qué puertas están llamando exactamente. Siguiendo con el ejemplo de la crema. Si una crema vale 7 euros (hablando de precio de venta al público, para ser generosos, aunque a la marca le cueste mucho menos cederla para promociones) y un blogger tarda hasta 3 horas en hacer un post, sin contar el tiempo de promoción en redes, etc. ¿Salimos baratos o no? Oye, anímate con ese posts, y si te pasa como a mí y no te encaja en la temática de Padres Frikis ¡aquí te acogeremos!

      Me gusta

      Responder
  7. Bea mamadedos

    Y es que yo lo último que me imaginaba es que al tener un blog me darían hasta cremas……. jajajaja

    te cuento un secreto: Querida blogger nos encanta tu manera de escribir y tu blog… boa boa bla… te mando unos biberones para las pequeñas….. ¿Cómor?….. te gusta mi blog, me lees y me mandas bicis para una preadolescente y otra de 6 años???? olé tú!!!!

    Le gusta a 3 personas

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Ya somos dos! Las sorprendidas con las cremas o con que te traigan el desayuno a casa. ¡Ay, queridas bloggers! En mi blog casi que tengo suerte porque como mi hija es pequeña aún está en edad de aprovecharlo casi todo pero sí, se nota que nos leen mucho y que son grandes fans cuando nos llegan este tipo de propuestas.

      Me gusta

      Responder
  8. Cristela

    Has descrito perfectamente la tadiografia de una blogger novata… Si q emociona que se fijen en ti, que te hagan un regalo… Pero desde luego con lo q no estoy de acuerdo es que me indiquen que decir y en cuantas palabras…por mucho regalo o dinero que ofrezcan. Porque creo en las blogger y en lo que cuentan, pero que desilusión saber que simplemente cuentan lo que les dicen. Saludos!!

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Es que yo he sido una blogger novata! Bueno, y me he espabilado un poco pero aún me queda mucho por aprender. En defensa de mis queridas marcas, que hay muchas y muy buenas, diré que jamás me han dicho lo que tengo que decir, ni con qué palabras ni en cuanto espacio. Más que nada porque el estilo de mis blogs está muy marcado y algo diferente rechinaría a los lectores. Yo también creo en los bloggers, me fío de sus opiniones y si me dicen que han probado algo que yo necesito y que les ha gustado ¡yo también lo compraré! Por eso no quiero que me engañen. Confía en la mayoría. Creo que pocos se arriesgarían a perder credibilidad defendiendo un producto que no les gusta para ellos.

      Me gusta

      Responder
  9. Paris

    jajajajajajajaja está genial Lucía!
    me ha hecho gracias sobre todo lo de ciberladilla jajaja.
    Ahora en serio,ya hacía falta un especio así en dónde poder entrar a quejarnos directamente de cómo nos tratan algunas marcas.
    Pero oye! que yo también me he vendido por unas cremas anti estrías para el embarazo(sin estar ya embarazada, así que las regalé) y si miro para atráshasta he hecho posts por el morro sin que hiciera falta…pero bueno, los principios los tenemos todos, yo ahora sí que lo puedo mirar un poquito más, o va por temporadas, todo sea dicho de paso. a veces me gusta cualquier cosa y otras no me mola nada.

    Y yo estoy con Bea Mamadedos….Querida blogger bla bla bla…y ni se han parado a mirar la edad de tu hija que te están ofreciendo pañales o biberones cuando tu hija ya lleva tiempo que pasó esa frontera!

    Aquí vamos a prender mucho 😉
    un besazo

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Ay mi ciberladilla! Como tonta que soy ha llegado a quitarme un día de sueño, y ni uno más. No sólo nos quejaremos del mal trato que recibimos por algunas de las marcas (que sí, que hablaremos de eso) porque no todas son iguales y no podemos hacer un gran saco en el que desterrarlas a todas. También de los vericuetos de este mundo blogueril en lo que respecta a las aspiraciones de todo el que se abre un blog con pretensiones económicas. Yo también hice posts para agradecer regalos que me había tocado en el sorteo de otras bloggers ¿cómo se te queda el cuerpo? Pues sí hija, cuando te digo que he metido la pata mucho hasta que me se me han abierto estos dos ojitos miopes que tengo… ¡no exagero!

      Los mails de querida blogger ponle chupete a tu hija de 8 años deben ser lo más. ¿Qué hacéis con ellos? ¿Respondéis? ¿los mandáis a la papelera sin seguir leyendo?

      Me gusta

      Responder
  10. Historias de pitufines

    Pues fijate, yo me encuentro un poco como Padres Frikis, tengo dos blogs, recibo propuestas y además trabajo en una empresa en la que hemos trabajado con bloggers, mediante evento y prueba de producto.
    Entiendo ambos bandos, la empresa le cuesta lo que está regalando, y siempre busca el perfil más adecuado y se arriesga a cagarla.
    Obvio está que a mi como blogger no me pueden venir una marca vendiendome la moto de que muy bonito mi blog bla bla, y decirme que me envían toallitas para mi bebé. Hombre… así no.
    Pero lo dicho, que entiendo las dos posturas yo también. 🙂

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Me encanta que como empresa apoyes esto. Las empresas n pueden regalar sus productos a cualquiera. Yo no he pasado por esta etapa de resentimiento (mi vida blogueril es todo felicidad) porque nunca esperé nada a cambio. Era un proyecto personal, in pretensiones y todo lo que he ido obteniendo me a sorprendido a cada paso. Pero sí me he encontrado al cabo de los meses con peticiones desproporcionadas hacia las marcas. Con gente que considera que su blog es de segunda y empiezan a resentirse en este aspecto. Si alguien vive con ese complejo de inferioridad es porque algo no funciona en su proyecto. Si tú escribes sin pretensiones de nada más, por compartir tus experiencias y opiniones, lo que reciba la blogger del hosting de al lado te tiene que dar lo mismo. Ella habrá hecho mérito para tenerlo, y efectivamente, detrás de cada marca hay un responsable que se arriesga con este tipo de contactos si selecciona al blog incorrecto.

      Y como blogger, tienes esa experiencia privilegiada de saber cómo funciona una marca, qué puedes esperar de ellas y saber cuándo meten la pata contigo hasta el corvejón.

      Me gusta

      Responder
  11. Dácil

    Jajaja me parto. Es la misma realidad. No entiendo esa envidia o mala leche que destilan algunas personas. Por suerte es algo que no he vivido y yo sólo he conocido gente maja y encantadora. Que suerte tengo!!!

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Se comenta por la blogosfera que hay mucha ira contenida y mucha mala leche mal destilada. A mí la mía me la ha sacado toda mi hija mediante la lactancia. Los casos de gente chunga los cuento con los dedos de una mano ¡menos mal! El resto de personas, igual que en la vida real son gente encantadora a la que en ocasiones he tenido la posibilidad de desvirtualizar y en otros casos lo estoy deseando.

      Me gusta

      Responder
  12. SusaetaLP

    Lo de “blog de éxito” te sobraba, no es compatible con “bloguera humilde”, lamentablemente empiezas a creértelo demasiado y eso y no que te vendas por una crema es lo que te hace perder credibilidad. Sobre el resto del post puede que tengas razón, pero esto es oferta-demanda, las marcas proponen y las blogueras deciden, nadie nos obliga a nada, y la credibilidad, si eres honesta, nadie la pone en duda. Peeeeeero si se te sube a las orejas la fama, quizás sí la pongan en duda.

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Jajaja! Sí es compatible mujer. Las estadísticas de mi blog principal son las que son. No lo digo yo, lo dice Analytics, los CM, CEOS, y demás gente con la que he tenido el placer de charlar a raíz de esta aventura blogger. La humilde soy yo (ya sé que denota falta de humildad, que yo lo diga, pero es para avanzar en el tema y que nos entendamos). Yo no me creo nada, logor mandar en mi casa y a veces tras duras negociaciones. Mi credibilidad creo que se conserva bastante bien parada, aunque no es d emi blog de lo que quiero hablar aquí. Más que nada porque soy muy clarita diciendo las cosas y porque escribo en un ámbito con poco margen para el engaño. Tengo una niña, me ofrecen un producto, hago una prueba, si me gusta bien y si no también.

      El problema con el tándem oferta-demanda, es que al menos en el nicho temático en el que escribo, han florecido una enormidad de blogs para una oferta que no es tan amplia. Son muy pocas las bloggers que actualmente eligen de verdad las marcas con las que quieren trabajar. El resto caen en la trampa de aceptar cualquier minucia que se les ofrezca. Ojo, que todos somos adultos y si te vendes por una crema siendo consciente de lo que haces ¡bienvenida sea la crema y tu opinión! Yo lo he hecho y ahora me arrepiento, pero entonces era feliz. Pero si hoy hablas de una crema, mañana de un paquete de macarrones y pasado mañana de una caja de rotuladores de la tienda china de tu barrio, no te extrañe que marcas más grandes no paseen por tu espacio.

      La fama en el mundo blogger ¿tú conoces bloggers famosas? ¿En España? ¿Qué no sean famosas por ser actrices, periodistas, cantantes, etc.? En mi sector esto de la fama no se estila. Como blogger somos bastante anónimas, lo que queda para la posteridad son tus ideas y tus posts, no tu figura como personaje público.

      Le gusta a 1 persona

      Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Mucha gracias guapa! Creo que TUBYSCU puede aportar mucho valor con las experiencias de bloggers y marcas. ¡Aprenderemos todos a entendernos!

      Me gusta

      Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      Ya sabes que van a ser bien recibidas las aportaciones de todos los que tengamos alguna experiencia que contar. En tu blog, tú mandas, pero si quieres compartir trapos sucios ¡te abrimos la puerta!

      Me gusta

      Responder
  13. Niños en mochila (@ninosenmochila)

    ¡¡¡¡SIMPLEMENTE GENIAL!!!!
    Yo también estoy muy harta de que se metan con quien se vende por una crema. A ver, que cada una hace lo que quiere o puede. Tu sabes la alegría que me dio a mi la primera vez que me invitaron a ver un espectáculo infantil… Era de estos pequeñitos, de 5€ entrada. Y lo mejor de todo es que ¡nos encantó! Y recomendaré sus actuaciones una y mil veces porque son fantásticas.

    A día de hoy hay muchas cosas que rechazo porque no van con mi perfil y no es que el dinero no lo necesite, porque me iría genial, pero… si no van conmigo pues no van conmigo.

    De momento he de dar gracias a que algunos, muchos, han dejado de seguirme pero otros que son muchos más han comenzado a hacerlo, y se han quedad. De momento no he tenido ningun troll ni ninguna ciber-ladilla así que me considero afortunada.

    Comencé como tu, por pura pasión y ganas de contar cosas. Y a día de hoy sigo por lo mismo. A mi de momento me merece la pena. Y si por el camino alguna #buenamarca quiere patrocinarme y ayudarme a pagar mis facturas… ¡Bienvenida sea!

    Un besote!!!

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Muchas gracias por la valoración! Esa primera vez es indescriptible. Te alegra mucho y te motivas aún más para seguir con tu blog. Y eso no te lo va a quitar nadie. Luego avanzas por la blogosfera, recibes más propuestas, una buenísimas, otra regulares, otras pésimas, y está en tu mano aceptarlas o rechazarlas. Tú pones el precio a tu trabajo y lo vendes. No hay más. ¿Y cuánto vale una hora o un minuto de tu tiempo? Pues lo que tú quieras. Al inicio de mi aventura como blogger no valía nada, era una afición con la que simplemente me distraía sin más pretensiones, y cualquier minucia era bien recibida.

      Desde que no logré conciliar, mi blog es una fuente de ingresos y como trabajo que es necesito sacarle la máxima rentabilidad, porque en esta casa no vivimos del aire. Aún así, hay propuestas que me cuadran y otras que no. Ese cuento chino de que si hablas de marcas tus seguidores te abandonarán no es real. A mí me pasa como a ti, cada vez hablo de más productos, servicios, espectáculos, etc. y el número de seguidores y de visitas sigue creciendo. Claro que habrá gente que se aburra de lo que contamos y se marche para siempre, pero por cada uno que se van vienen muchísimos más que son nuevos. Y las estadísticas se compensan con creces.

      No perder la ilusión por lo que hacemos es fundamental. Y las buenas marcas, los mejores acuerdos y los ingresos en casa ¡que nos duren mucho tiempo!

      Me gusta

      Responder
  14. mamapuede

    Esto promete!
    Leí en twitter, luego en tu blog y hoy que tenía un ratito he entrado a curiosear y me encuentro directamente contigo.

    Mi versión, mi blog es muy modesto, ha nacido sin ninguna pretensión, disfruto leyendo blogs, comentando y sobre todo escribiendo en el mío. Dicho esto tengo que reconocer que me hace muchísima ilusión recibir propuestas, ¿Qué quieres que te diga? Sobre todo las primeras.

    He intentado ir seleccionando, cada vez me llegan mas propuestas y cada vez selecciono más porque no quiero saturar el blog.

    Hay una cosa que no me gusta y precisamente pensaba escribir sobre ello y es que parece que solamente eres sincera si hablas mal o no muy bien de la marca, me ha pasado con un post reciente y no es así, simplemente es que hago un trabajo previo de selección, procuro únicamente aceptar propuestas de productos y marcas que a priori me interesan. Pero bueno, no me extiendo más por si al final escribo sobre ello un post 😉

    Y otra cosa que ya aprovecho para comentar, y es que claro que cuándo empiezas te vendes por una crema barata, pero es que no tienes ni idea de esto! yo un año y medio después sigo súper perdida… jaja

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Hola y bienvenida! Este ha sido mi estreno oficial en TUBYSCU y estoy más contenta… Veo que nuestros inicios fueron iguales y que las ofertas antes o después empezaron a llegar. Personalmente creo que la mejor opción es seleccionar lo que te hace ilusión probar, o escribir sobre eso o lo que sabes que gustará a tus lectores. Me alegro de que te vaya tan bien que cada vez recibas más propuestas. En el caso de que creas que el blog queda saturado con tus opiniones sobre marcas, yo me plantearía publicar más días (hay gente que hasta hace más de un post diario, pero a mí no me da la vida para tanto por el momento) de forma que cuantos más contenidos patrocinados tengas a la vez aumentes el número de contenidos propios.

      Comparto contigo la opinión de que arremeter a sangre fría contra cualquier marca parece que da una imagen de sinceridad que considero inmerecida. Como tú, yo sólo publico en el blog de lo que he probado y me ha funcionado, y que por lo tanto no tengo miedo de recomendar a los demás. Si algo me ha dejado negativamente impactada prefiero correr un tupido velo y no poner al producto o a la marca a caer de un burro.

      Venderse barata es algo en lo que diría que todos hemos caído en nuestros inicio. Yo llevo algo más de dos años como blogger y aún así a veces me convencen con cada historia peregrina… Pero cada vez menos.

      Me gusta

      Responder
  15. Pingback: NUESTRAS MÁS SINCERAS DISCULPAS - CUESTIÓN DE MADRES

  16. mamaenbulgaria

    Jaja lo de la ciberladilla va a dar para mucho!
    Yo creo que sí eres una persona humilde, pero negar que tu blog es un éxito sería absurdo, porque lo es. Y está bien que lo digas y que compartas con el resto lo que vas aprendiendo, salimos ganando todas!

    Me gusta

    Responder
    1. Lucía T.R. Autor de la entrada

      ¡Ay mi ciberbicho! Ya digo que no soy nada experta en esto, que todo lo he ido descubriendo muy poco a poco, cometiendo errores y aprendiendo por mi cuenta. Pero creo que al estar basado en mi conocimiento propio, y no en teorías acerca de lo que funciona en el mundo 2.0 y lo que no, puedo dar una opinión más ajustada y no prometer que alguien puede vivir de un blog en dos días y sin esfuerzo.

      Me gusta

      Responder
  17. Pingback: Querido blogger: Te pago en especie | Tengo un blog y sé cómo usarlo

  18. Pingback: Arreglá pero informal #ConMuchoLove | Tengo un blog y sé cómo usarlo

  19. Pingback: Bloggers al margen de la ley | Tengo un blog y sé cómo usarlo

  20. Pingback: Querida bloguera: no disponemos de presupuesto para estas acciones | Tengo un blog y sé cómo usarlo

Si te ha gustado, ¡COMENTA! Me encantará saber más sobre lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s